Cómo iniciar una terapia de pareja

Las principales fases o etapas de la terapia de pareja Entrevista inicial. Entrevistas por separado. Establecimiento de una hipótesis. Creación de un consenso sobre los objetivos a alcanzar. Implementación del programa de intervención en terapia de pareja. Rastreo. Cierre de la terapia.

Ejercicio de empatía: Ponte en su lugar

Algo que suele fallar en la mayoría de las relaciones es la empatía. Esto supone un distanciamiento emocional que acaba afectando a la relación. Para ejercer la empatía es importante reconocer a la otra persona y considerar sus necesidades y gustos. Es necesario que en determinadas situaciones entendamos cómo lo vive nuestra pareja, desde cómo es ella, y no desde cómo somos nosotros. Ponte en sus zapatos y trata de entender sus sentimientos.

La mayoría de los conflictos que agotan una relación provienen de la mala comunicación y la falta de comprensión. De esta forma suele haber muchos malentendidos que generan más tensiones. Hay que practicar una comunicación eficaz, detallando lo mejor posible lo que se necesita y lo que se quiere, sin utilizar acusaciones ni ataques.

Claves para tener relaciones interpersonales exitosas

Artículo relacionado: Los siete pilares de la terapia de pareja

Nos gustaría compartir algunas claves para tener relaciones interpersonales exitosas en pareja y aprender a superar conflictos de manera adecuada. Estos son diferentes aspectos que han ido construyendo los pilares de lo que somos individualmente y de cómo nos relacionamos con nuestra pareja. En definitiva, son los objetivos a tener en cuenta cuando dos personas deciden tener una relación feliz y estable.

pareja feliz

Entrevistas por separado

En esta fase de la terapia de pareja se habla por separado a ambos miembros de la relación para que cada uno explique su punto de vista sobre lo que está pasando. Estos encuentros son muy útiles para evitar que las presiones lleven a los pacientes a intentar falsear su versión para ajustarse a las expectativas y deseos del otro, y expresarse con honestidad. Por supuesto, el papel del psicólogo es de neutralidad, sin prejuzgar ni expresar cómo cree que deben ser las cosas según su propio sistema ético. El objetivo de la terapia no es dar clases de moralidad, sino explorar las posibilidades de reparar la relación de pareja y aplicar las medidas necesarias para que promuevan el bienestar de ambas personas.

En esta etapa de la terapia de pareja, el profesional establece una hipótesis sobre cuáles son las principales causas del problema que afecta a esa relación, ya partir de ahí elabora una propuesta de intervención.

Los miembros de la pareja deben sentirse libres en terapia

Es fundamental que ambos miembros de la pareja quieran estar en terapia. Que se sientan libres de decir y callar lo que quieran.

La primera sesión será la ocasión para que la psicóloga conozca la situación particular de cada una: cómo es su vida, si ha tenido parejas anteriores, hijos, etc.

Cómo reforzar la terapia de pareja en casa?

Sabemos que es importante que ambos protagonistas se impliquen en las sesiones y que además sigan las indicaciones del profesional especialista en psicología de pareja. Pero, además, este plan de actuación no se limita, únicamente, a la duración de las sesiones. También es importante cuidar el amor durante el resto del tiempo. En este artículo te proponemos cinco ejercicios que puedes tener en cuenta para reforzar la terapia:

1. Caricias emocionales. Mientras convives con tu pareja, puedes realizar el ejercicio consciente de expresar palabras de admiración, agradecimiento o refuerzo positivo hacia tu pareja. Es importante que las palabras sean verdaderamente sinceras. No se trata de resaltar algún aspecto extraordinario, ya que es posible valorar cuestiones sencillas del día a día. No solo existen caricias físicas, sino que también puedes reforzar este lenguaje emocional a través de la expresión de palabras que cuidan y nutren a la persona que las escucha, pero también a ti mismo, ya que las palabras también influyen en la realidad de la relación.